La gente que uno conoce en el camino (y como funciona el universo)

Me acabo de despedir de mi amiga Sundes (se pronuncia Sindis). Ella es de Kuwait, tiene ocho años menos que yo, y espero poder volver a verla alguna vez. Pero no se como ni cuando por que, es de Kuwait!

Cuando uno viaja solo conoce gente, esa es la regla, y ese es el motivo por el cual muchas veces uno viaja solo. Si viajas con alguien, en general te cerrás a conocer gente nueva.

Pero si estas solo, en algún momento necesitas hablar con alguien! Y ahí es cuando la magia ocurre.

El tiempo es tan relativo! Cuanta gente está a nuestro alrededor desde que nacimos y no nos conoce, cuantas amistades pierden sentido y se vuelven una obligación con los años; y de pronto, hay veces que estás en el mismo lugar que otra persona que nunca viste y eso es todo, dos palabras, hiciste el click y la amistad te entra por las venas y no hay tiempo que importe, tenes una nueva amiga.

No conozco Kuwait, no conozco Vietnam, pero en el mes que llevo viajando, conocí a dos personas increíbles de esos países, y es como si los conociera. Me contaron tantas cosas de sus culturas, datos de colores, anécdotas, es casi como si hubiera ido.

Pero mas allá del país de origen, lo que aprendí fue mucho más profundo.

Uno nunca esta solo cuando viaja solo (a menos que quiera)

Y no es que vas a conectar con cualquiera, con el primero que pasa, pero en algún momento conectas, y compartís risas y lágrimas con esta nueva persona (al lado de algún monumento ancestral y fabuloso).

Al final, todos somos iguales, sea cual sea tu raza, origen, religión, carrera, todos tenemos las mismas emociones y los mismos problemas, y podemos aprender y crecer mucho cuando alguien de otra cultura nos da una respuesta muy distinta a la que se nos pasa por la cabeza. Algunas veces una palabra justa, un gesto, una idea, un consejo, te pueden hacer cambiar la vida.

Me llevo a Sundes (de Kuwait) y a Cassandra (de Vietnam) en mi corazón, y el día que vengan a Argentina van a tener donde alojarse, así les tenga que dar mi cama. Viví momentos muy intensos, lloré de la risa y tuve charlas muy interesantes. A pesar de ser de lugares tan distintos nos entendimos más de lo que nos puede entender mucha gente que habla el mismo idioma. Las voy a extrañar mucho!

Este viaje recién empieza pero no paro de sorprenderme con el funcionamiento del universo, que parece un reloj. Cuando uno esta feliz las cosas buenas llegan. Esa es una de sus reglas.

Viajen solos que no van a estar solos! No sé de que forma, pero el universo se encarga de buscarnos la compañía justa.

Estoy triste por la despedida, pero tan agradecida y tan feliz de haber caminado un poquito de mi vida con personas tan geniales que lo quería compartir con ustedes,

Espero sus comentarios, tienen amigos extranjeros?

Un beso

gente
2018-06-22T18:56:19+00:00

Deje su comentario